Un admirable intercambio

Párroco San FroilánYa llegó. Ya está aquí la Semana Santa. No es una semana cualquiera. Es la semana que, desde su origen, dio un giro total y definitivo a la historia de la humanidad.

Antes vivíamos en las tinieblas y la incertidumbre, ahora tenemos un destino cierto y con garantías.

Dice el Señor: “me voy a prepararos sitio, para que dónde yo estoy estéis también vosotros”. ¿Se puede esperar algo más grande y mejor que participar de la misma vida del que es absolutamente grande y mejor?.

Se trata de celebrar un trueque sin precedentes, donde Dios nos lo da todo, hasta su propia vida, a cambio de nuestros pecados. Un Dios que, desde su grandeza, se hace humilde y asume nuestra condición humana, para que nosotros participemos de su misma vida divina.

El camino y precio lo conocemos: la cruz y la muerte. La meta también es conocida: la resurrección y nuestra esperanza de resucitar también nosotros con Cristo.

Tenemos por delante una semana para celebrar y vivir este misterio de amor. Dios nos ama hasta dar su vida por nosotros. Nunca nadie lo había hecho antes. Ahora solo nos falta abrir los ojos y encontrarnos con Cristo que sale a buscar a los que estábamos perdidos.

Miguel Ángel Álvarez Pérez
Párroco de San Froilán.

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.