DESCANSEN EN PAZ!

Que las víctimas del accidente ferroviario de Santiago sean acogidas en la gloria del Reino que el Apóstol Santiago proclamó hasta entregar su vida, como Cristo, para que todos tuviesen Vida.

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.