25º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

“Nunca es tarde para trabajar en la viña del Señor

Trabajar en la viña es una misión, una tarea, que Dios nos encomienda a cada uno.

La recompensa es la vida de Dios, recibimos la vida de Dios, la vida eterna.

Y eso no guarda proporcionalidad con lo que uno hace, está en otro orden .

Señor,  ayúdanos a descubrir, amar y cumplir tu voluntad cada día

para que tu Reino esté cada día más presente y palpable en medio de nuestro mundo.

Anuncios
Imagen | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.