23º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Gracias por las personas que pones en mi camino para corregirme con amor,

en la comunidad, en la Iglesia, en la familia, en el matrimonio.

  Ayúdanos a hacerlo con amor,

a pedir perdón y a perdonarnos mutuamente

cuando tengamos algo contra alguien,

es una verdadera liberación que nos permite saborear ya

la felicidad de la Vida Eterna y

la clave para el éxito de toda relación humana.

Anuncios
Imagen | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.