22º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Tú nos has seducido, Señor, y nosotros nos dejamos seducir…

¡Qué contraposiciones!:

Quién pierde su vida por Dios y aquellos en los que Él está, la encuentra.

La Cruz:  locura para unos, para otros fuerza de Dios y un tesoro que nos lleva al cielo.

¿De que le sirve a un hombre ganar el mundo entero si malogra su vida?

¿cuál es tu cruz o cruces?

Himno a la Cruz Gloriosa

Anuncios
Imagen | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.